martes, 10 de diciembre de 2013

Cuando los daños son ocasionados por los lobos siempre son más "dañosos"

El pasado día 08 de diciembre, el diario El Norte de Castilla nos sorprende con un titular que reza:

Los ataques del lobo provocan pérdidas de más de 400.000 euros en cinco años


Imagen obtenida del diario "El Norte de Castilla"

Tras leer ese titular seguramente uno dirá que es una barbaridad y que no se puede soportar tales daños, pero la realidad es bien distinta cuando uno profundiza en el tema.

400.000 euros en 5 años supone una media anual de 80.000 euros, una cifra totalmente ridícula que las administraciones pueden afrontar sin problema, máximo cuando hablamos de una especie de Interés Comunitario que además genera otro tipo de riquezas, tanto medioambiental, como económica muy superiores.

Pero algo que suele pasar desapercibido, entre otras cosas porque no vende tanto como el lobo, son los daños ocasionados a la agricultura por jabalíes, que en el año 2012, en la provincia de Lleida fueron cuantificados en DOS MILLONES DE EUROS, frente a los 80.000 euros que el lobo ha causado en Salamanca.

Por más que quieran vendernos la moto, el lobo no es un problema, el problema lo tienen las administraciones y su pésima gestión. Mientras que los agricultores están obligados a sacar un seguro que garantice sus cosechas, los ganaderos no. Mientras que las administraciones no exijan medidas de seguridad que minimicen esos ataques al ganado, seguiremos teniendo ganaderos negligentes que saben que si no es por la actividad propia, seguirán obteniendo beneficios a modo de compensaciones y ayudas agrarias (como las PAC).

Y por último, pero no menos importante, a los señores de la prensa, con todo lo que cae en el mundo, que publiquen noticias alarmistas sobre la especie más castigada del planeta tan solo muestra su escasa ética profesional.

1 comentario:

Miazuldemar dijo...

No puedo estar más de acuerdo. Ademas los lobos controlan la población de jabalí de la que tanto se quejan algunos y que según la noticia provoca más daños económicos que el lobo.