sábado, 13 de diciembre de 2014

Cabárceno. Reflexiones en voz alta.


 Hola a todos.

 Antes de entrar en materia, nos gustaría dejar dos cosas claras:

 1ª. Este grupo trabaja día a día por la conservación del lobo en LIBERTAD, del lobo salvaje. Y entre furtivos, políticos y especuladores de nuevo cuño, tiene problemas más que de sobra. El lobo y nosotros.

 2ª. Lo que ocurre dentro de zoos y núcleos zoológicos no afecta en nada al futuro de la especie, pero pueden ser una poderosa herramienta educativa en favor de la conservación, o enviar un mensaje nefasto, como ha sido el caso estos días. Y por la gravedad del asunto, hemos decidido difundirlo y pedir explicaciones, ya que no es de recibo que ocurran estas cosas. Es vital que se asuman responsabilidades y se asegure que actuaciones así no van a volver a tener lugar.

 ¿ POR QUÉ SE HA LLEGADO A ESTA SITUACIÓN?

 Tenemos que tener claro que los lobos, en cautividad o en libertad, no son perritos. La evolución los ha hecho tan duros como las montañas en las que viven. Y para poder sobrevivir, han desarrollado unas estrictas pautas de conducta, pautas que se mantienen en cautividad.

 Una definición del lobo en cuatro palabras podía ser: " CORRER, CAZAR, FAMILIA, TERRITORIO Y JERARQUÍA".
 Y para que un grupo funcione, cada integrante tiene que cumplir su función. Y para ello está la jerarquía. El macho reproductor somete a los demás machos aspirantes para ser el que tenga el derecho a reproducirse y la hembra lo mismo. Pero, cuando se dan situaciones de una cierta igualdad, los competidores luchan. No nos engañemos. Los lobos no son hermanitas de la caridad, los lobos se sacuden de firme, pudiendo llegar a matarse.


 Entonces, tras la lucha, el perdedor puede llegar a someterse, convirtiéndose en el paria del grupo y estar sometido al capricho del dominante, o decide liar el petate y buscar un nuevo territorio donde establecerse.
A veces se da el caso de que a ese lobo veterano, todavía en plenitud y capaz de cazar, le acompaña un lobo joven, uno de sus cachorros del último año, dándose la figura del " lobo matrero" y el "lobo escudero". En esa sociedad, el joven corre los riesgos, sale el primero en zonas descubiertas, se deja ver, atrae la atención de los mastines sobre sí mismo dejando el campo libre para que su compañero haga una incursión relámpago en el rebaño, y a cambio, aprende todas las técnicas que domina el lobo veterano. Gutiérrez-Acha lo plasma a la perfección en el soberbio documental "las montañas del lobo". Es la naturaleza la que busca la supervivencia del lobo adulto,capaz de perpetuar la especie.

 Pero volvamos a la cautividad. Espacio reducido, los lobos no necesitan delimitar un territorio para defenderlo de otros grupos, ya está marcado por el vallado. No necesitan cazar, se les suministra el alimento. No corren, están sobrados de energía. Entonces las tensiones se disparan y hay que pensar muy bien lo que se hace antes de tener que lamentarse, como ahora ha pasado. Cuando no hay posibilidad de escapar, la muerte de algún ejemplar es mucho más que probable en cualquier disputa, algo que en la naturaleza se solucionaría con un par de mordiscos y una huida precipitada.

 Si no hay espacio disponible, no tengas dos grupos. Si tienes dos grupos, manténlos siempre separados. Si llega el celo, separa machos y hembras, ya que, los procesos de administrar anovulatorios no funcionan muy bien al crear desajustes en los comportamientos por la jerarquía. Pero nunca, NUNCA JAMÁS, hay que plantearse matar a ningún ejemplar, y mucho menos a un grupo adulto entero, antes de barajar todas las demás soluciones posibles. ¿ No había otra solución? Cuesta creerlo...

 Volviendo a Cabárceno, y a la espera del informe veterinario ( o de las NECROPSIAS si la autoridad así lo ve necesario), nos toca preguntarnos: ¿ Y AHORA QUÉ?

 Ya han aparecido, con un poco de retraso, los agitadores de siempre buscando titulares. Que si boicot a Cantabria, que si cerremos Cabárceno y todo el follón interesado de costumbre. ¿ Pero alguien, antes de nada, se ha planteado cuál puede ser el futuro de los animales que viven allí?
 Han nacido allí, no conocen otra cosa, no pueden ser reintroducidos en la naturaleza. Para ellos, aquello es su hogar y sus compañeros de cautiverio, su familia. Y ya vemos a las claras cómo se solucionan por aquí las cosas si algo estorba. ¿ QUÉ HACEMOS CON ELLOS?

  Por desgracia, en España no faltarán miserables que a base de cepo, lazo, veneno y escopeta, dejen el campo sembrado de cachorros huérfanos, animales cojos, ciegos o inválidos. Y , por humanidad, esos animales, que no pueden llevar una vida salvaje, deberían acabar sus días con dignidad en sitios donde se los cuide, respete y valore, y que esos espacios, donde prevalezca el bienestar animal antes que el negocio sirvan de aula abierta para nuestras nuevas generaciones, para que cojan el relevo y apuesten sin fisuras por la conservación. Y ese debería ser el sitio de Cabárceno.

 A la espera de recibir el informe veterinario y actuar en consecuencia con la mayor firmeza, mandamos un mensaje:

" Responsables de Cabárceno, han tirado por tierra el trabajo de muchos profesionales realizado durante mucho tiempo. Y también las ilusiones de mucha gente que confiamos en ustedes, pensando que aquello no era un zoo al uso, que el interés era educar y no hacer caja. Den la cara, sean claros y asuman responsabilidades. Y cambien. Este no es el camino."

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Cabárceno, cementerio de lobos.


 Recibimos hoy la noticia de que en el parque zoológico de Cabárceno, situado en Cantabria, a pocos kilómetros de Santander, tuvo lugar la muerte de 8 lobos en circunstancias como mínimo, poco claras.
Varios miembros del grupo nos hemos puesto esta misma tarde a solicitar información y a eso de las 18:30, la empresa CANTUR, responsable del parque , ha hecho público el siguiente comunicado:

http://www.europapress.es/cantabria/noticia-cantur-asegura-sacrificio-lobos-cabarceno-responde-criterios-conservacionistas-20141210184633.html

 En resumen; que se metieron en obras, no calcularon bien, al final juntaron dos grupos ( ovación de gala ) y pasó lo que tenía que pasar, en la lucha posterior murieron dos ejemplares. Y debió quedar una tremenda tensión latente, haciendo mucho más complicado el manejo. Así que, tiraron por la calle del medio, y a matar 8 lobos, solución rápida y barata. Y luego explican con toda naturalidad que lo hicieron con "criterios conservacionistas".

 Vamos a ver. Eso no es conservar. Conservar es buscar soluciones, por muy complejas y laboriosas que sean. Hicieron lo mismo que desde aquí criticamos tanto y con tanta firmeza cuando lo hacen los ganaderos o los políticos de turno. Les estorbaban los lobos y los mataron. A eso se resume todo. ¿ No había otra solución, no se les podía haber trasladado, de recinto, de parque o si hubiera sido necesario, a otro centro de naturaleza en otra provincia? ¿ Como piensan ustedes que van a reaccionar sus visitantes cuando sepan que todos los lobos que han estado contemplando estos últimos años están muertos,  por su propia mano y por culpa de su propia incompetencia? Hermosa muestra de gratitud, eliminar a uno de los principales reclamos del parque. Porque estorbaban, y además, como ya tienen cachorros para sustituir a los lobos muertos, no pasa nada. Que continúe el espectáculo.

 Vamos a seguir investigando y a pedir responsabilidades. Ni en los zoos pueden estar seguros los lobos.





sábado, 6 de diciembre de 2014

Crónica de la charla en la facultad de veterinaria. UCM

Parte del grupo de trabajo de Acción Lobo
.
Hola a todos
El pasado 4 de diciembre, ACCIÓN LOBO impartió una charla en la Facultad de Veterinaria – UCM de Madrid. La reunión se celebró en el edificio central, Salón de Grados, y para ello contamos con la colaboración del grupo AVAFES, de Madrid, a los que desde aquí queremos dar las gracias por su inestimable ayuda, en especial a Irene, Ana, Nerea y Esteban, así como a todo el público asistente y al personal de la facultad.

Un público muy participativo.


La charla llevó el nombre de “EL LOBO IBÉRICO – Convivencia y conservación” y tuvo como ponente a Felipe Requena, persona bastante bien documentada en el mundo del lobo, por sus largos años de experiencia en este terreno. La charla fue muy amena e interesante, contando con un público joven y participativo, como se pudo comprobar al finalizar el evento. Se hicieron varias exposiciones de la situación real del lobo, eso sí, haciendo hincapié en no recurrir a dramatismos, sino exponiendo imágenes de la intransigencia que recibe este noble animal, en distintas zonas del territorio nacional, diferenciando los distintos tratamientos hacia el lobo, tanto al norte como al sur del Duero.

Se mostraron carteles de carretera alusivos al exterminio del lobo, artículos de prensa sensacionalista, comentarios de ciudadanos que decían ser acosados por el lobo, y como éstas, infinidad de situaciones absurdas que rodean al que hoy por hoy se encuentra en la cúpula de la cadena trófica de depredadores. En otro orden de cosas, el ponente mostró los diversos tipos de medios disuasorios que existen para minimizar los daños ocasionados por el lobo, tales como pastores eléctricos, la utilización de mastines, de los que se mostraron varios bellos ejemplares y la utilización de “FLADRY”, para evitar la entrada de lobos en recintos ocupados por ganado. En todos los casos, se explicaron las distintas funciones de todos ellos y cómo utilizarlos. También se comentó que la utilización de mastines, está muy extendida en otros países, como en algunos estados de EE.UU., de donde vienen a España para comprar ejemplares de esta noble y valiente especie canina, el mastín.

Algo que despertó las risas y el interés de los asistentes fue cuando el orador contó que hay otro método poco conocido, pero muy eficiente, que es la adquisición de “LLAMAS GUARDIANAS”, mamífero artiodáctilo, de la familia Camelidae, que se caracteriza por su valor y agresividad, en situaciones de ataques de depredadores, a los rebaños donde las “llamas” se encuentren. En la actualidad, ya se están utilizando en Suiza, por hablar del continente europeo, con demostrada eficiencia.

La gran protagonista de la charla.
En algún momento de la reunión, Felipe Requena nos mostró imágenes de su mentor, Manuel Gallego más conocido como “Manolín”, antiguo Guarda Mayor de la Sierra de la Culebra, quien le enseñó gran parte de los conocimientos que hoy tiene y que sigue aumentando día a día con intensos “pateos” campestres, por zonas transitadas por nuestro hermoso y necesario depredador.
Se plantearon algunos aspectos más del comportamiento de los lobos, cuando entran en “situación de pánico”, llegando incluso a autolesionarse con tal de escapar, y a continuación se dio paso a un pequeño y entretenido debate, en el cual, muchos de los asistentes “acosaron” amablemente a Felipe, con sus preguntas.
Fue de las reuniones más amenas, agradables y entretenidas, tanto por la dinámica exposición del ponente antes citado, como por el interés jovial y profundo de los asistentes. “Para repetir”, como se suele decir.



.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Acción Lobo en la Facultad de veterinaria. UCM. 4/XII/2014



 Hola a todos. En colaboración con el grupo AVAFES Madrid os invitamos a la charla " El lobo: Conservación y convivencia", que tendra lugar a las 17:00 en el salón de grados de dicha Facultad, edificio central, primera planta. Campus de Ciudad Universitaria. Allí trataremos de la situación actual del lobo y de las acciones a tomar para garantizar la conservación de la especie. Diálogo, educación y prevención han de ser los ejes de cualquier medida que se tome, lejos de histerias y alarmismos.

 Porque el lobo es patrimonio de todos,

responsabilidad de todos.


viernes, 14 de noviembre de 2014

Crónica. Charla sobre el lobo ibérico.12/XI/2014



 Hoy en día el lobo vende. Desde determinadas tarimas se opina, se legisla y se discute sobre él. Idolatrado por unos, odiado por otros, este animal deja indiferentes a pocos. A veces se nos olvida, que el lobo nos ha acompañado a lo largo de nuestra historia e incluso parece grabado en nuestro subconsciente como especie.


 Hoy en día,buceamos diariamente en un barullo de información que digerimos con mas o menos sentido crítico,como si estuvieramos mirando un escaparate. Es mas,en las redes nos encanta ponernos etiquetas,como si fuera facil etiquetar ideas y personas.
 Por ese y por otros motivos,desde nuestro grupo creemos que es posible plantear las cosas de otra manera, creemos que es importante estar a pie de calle. Como grupo,desde que empezamos este largo y complicado viaje de la defensa del lobo hemos hecho hincapié en el trato de tú a tú con los agentes implicados en este conflicto, demasiadas veces, artificialmente alimentado.

 El pasado día 12 de noviembre, tuvimos la ocasión de estar en el centro cívico Julian Besteiro de Leganés, desde aquí agradecemos la presencia de aquellos que vinieron a escuchar y participar en nuestra charla, fue un placer contar con un público tan entregado y comprometido.
 Desde allí, se intentó dar una visión global del presente y el futuro del lobo. Desde las noticias sensacionalistas que avivan los ánimos de la gente, pasando por el nuevo censo de lobos, o los problemas del medio rural, haciendo hincapié en los métodos de prevención de ataques y en cómo afectan los controles poblacionales a las manadas de lobos, y de humanos. Al fin y al cabo,una perspectiva completa del complicado puzzle de la conservación de esta especie, donde cada pieza es importante.


 Siguiendo el hilo respecto a los intereses creados en torno a este animal, cuyo mayor delito para algunos simplemente es ser lo que es, me gustaría destacar, lo básico que es dar herramientas a aquellas personas interesadas,o simplemente curiosas, para que puedan elaborar un juicio propio. Creando un espacio donde puedan plantear preguntas, haciendo que aquellos que quieran escuchar, con argumentos y hechos se cuestionen todos estos mensajes enmarañados, y sólo por eso, una charla, tan solo una charla, es importante. Porque el trabajo bien hecho y el entusiasmo, más allá de las polémicas, hablan por si solos.

Estais todos invitados


Irene Ajo

domingo, 9 de noviembre de 2014

Mesa redonda: El Lobo en la Sierra Norte de Madrid



III Semana del Medio Ambiente de Bustarviejo


         
Las cartas sobre la mesa

Ya os hemos comentado, amigos de Acción Lobo, que aquí siempre se busca el diálogo con todas las partes y que siempre escucharemos y plantearemos todos los puntos de vista existentes sobre el lobo para poder hablar después, POR MEDIO DEL RESPETO A TODOS LOS IMPLICADOS Y DIALOGANDO ENTRE TODOS. También hemos dejado claro nuestra postura acerca de la importancia de la sociedad rural como agente principal, sino primordial, en la conservación del patrimonio natural de todos. 

Pues bien, en base a esta idea fundamental, pilar importante en el entendimiento y defensa del lobo de nuestra organización, el Viernes pasado, 7 de Noviembre, tuvimos la ocasión de asistir algunos de los miembros, a una mesa redonda sobre la aparición del lobo en la sierra norte de Madrid, en el marco de la III Semana de la Biodiversidad de Bustarviejo, un pueblecito de la sierra norte madrileña. 

Dos horas y media de debate y exposición por parte de un grupo de profesionales (ganaderos, agentes de los servicios forestales, representantes de cooperativas ganaderas y organizaciones conservacionistas así como un público heterogéneo de gente joven interesada por el tema) donde cada uno expuso según su propia experiencia de años vivida con el lobo como hilo conductor desde que éste, de una manera más o menos estable, asomara por la Comunidad de Madrid allá por los años 2010-2011 (algo que los medios se han encargado de repetir varias veces); miembros de manadas segovianas que exploraban y cruzaban las fronteras de manera esporádica según confirmaron en su día los análisis de restos de ataques que se producían por entonces y que quedaron en algo anecdótico, llamativo y que parece ser ha recobrado más fuerza en la actualidad.

Álvaro Martín, Los Apisquillos
Dos horas y media que tuvieron como conclusión, resultado o como queráis llamarlo en que el lobo es tan sólo una cortina de humo (sin obviar los ataques a ganaderos que se producen, muchos de ellos por perros salvajes como algunos de los asistentes aseguraron y de lo que para sorpresa de algunos los ganaderos saben y son conscientes) en la gestión por parte de la administración del medio rural. 

Es decir, y como ocurre en otras partes de España, el lobo (con los daños que pueda y genera sobre el  ganado a día de hoy) “es tan sólo la punta de iceberg”, como aseveraba Álvaro Martín, representante de la cooperativa ganadera Los Apisquillos de Puebla de la Sierra, “de un entramado de intereses políticos y mala gestión” o interesada, según como se vea, “que la administración, quiere llevar a cabo en el seno del mundo rural”; uso político del lobo, al fin y al cabo (algo que ya nos suena), en el que políticamente conviene que haya lobos; un modelo de territorio en el que los usos y costumbres del que vive de sus recursos y que a ojos de la mayoría son de por sí los mayores conservacionistas del medio natural en que vivimos, verdaderos custodios del territorio, quedan atrás, no importan, anteponiéndose así una visión más “turística” del medio, en la que el lobo,  es el medio para conseguir un fin: votos, ingresos o  ingresos, votos, la historia de siempre.




De aquellos polvos vienen estos lodos

Al fondo, Javier Colmenarejo (FEP)

 Si nos atenemos a las explicaciones que dieron ganaderos, entre ellos Francisco Javier Colmenarejo, representante de la Federación Estatal de Pastores y Santiago, ganadero de Bustarviejo, ambos coinciden en que es la administración la culpable al 100% de todo esto, la principal instigadora de que tanto ganaderos como representantes de todos los colectivos afectados de alguna manera u otra por el lobo, estén enfrentados; PANEM ET CIRCENSES, pan y circo, alboroto festivo para el telediario sobre la feliz llegada del lobo a la comunidad donde se intenta distraer la mirada del espectador a lo que verdaderamente ocurre en el campo y que según ellos parecen no querer darse cuenta o no conviene saber por el ciudadano medio amante de la naturaleza en general y del lobo en particular.

Si dejamos al lobo un poquito de lado, amigos, tenemos una serie, una larga lista de impedimentos, obligaciones y deberes que aquellos que viven en el mundo rural sufren (el lobo no es más que un granito de arena en la montaña); “vivimos en la era del papel” decía uno de los ganaderos, que se quejaba de la burocracia y falta de atención de las autoridades que a juzgar unánimemente por todos ellos, tenía como fin “coartar nuestra autosuficiencia y la autogestión que hacemos de nuestro medio” ni más ni menos. “No existe normativa europea”, señalaban todos, “cada país tiene una manera de actuar y las ayudas europeas se pierden entre administración y empresas en más de un 50%. Aquí no hay dependencia del presupuesto comunitario como cabría pensar y como ocurre en otros países como Francia u Holanda”. Ni los malos son tan malos ni los buenos tan buenos como algunos intentan hacernos creer ¿no creéis?

Pero volvamos al principio: el lobo usado como instrumento mediático y reclamo turístico tanto por los que se definen salvadores del mismo como por la administración, ambos con un mismo fin: lucrarse de algún modo u otro, más o menos honestamente y usando distinto escaparate. ¡Panorama de vértigo sin duda!

 Ya veis por qué hay que escuchar y aprender de los que conviven con el lobo; ya veis por qué hay que ser humildes y entender que en la naturaleza convivimos todos, por ello no se puede defender a tontas y a locas, así porque sí sin entender a aquellos que desde hace 25 años o más viven en el medio en que vive el lobo: “antes, el 90-95% de la gente era ganadera y autosuficiente, ahora”, aseguraba uno de los ganaderos, “las ciudades son sistemas de corrales, totalmente desconectados del campo y de lo que en él ocurre. Si el mundo rural va desapareciendo, desaparecerá con él todo, sobre todo nuestra libertad, dependiendo así de lo que dicten empresas que ante la crisis de la carne y la leche, importarán la carne de peor calidad, como ya hacen desde países tan lejanos como Nueva Zelanda”. En esto todos salimos perdiendo. “Nosotros no estamos en contra del lobo. No queremos que se extinga ni nada de eso”, aseguraban, “hay una especie de distanciamiento entre las partes propiciado por una administración que no responde y que no deja autonomía. Es necesario que marquemos qué objetivos queremos”.

Efectivamente como decía uno de los representantes de los ganaderos, es necesario marcarse unos objetivos y saber lo que se quiere y luchar por ello;  Desde Acción Lobo siempre apoyaremos este tipo de encuentros enriquecedores en los que buscamos el tú a tú con el ganadero, con el medio rural al fin y al cabo del que podemos aprender tanto. Quedan muchas preguntas en el tintero, y muchas dudas que resolver. Poco a poco, sin prisa, pero sin pausa… Lo que tenemos claro es que aquí el protagonista es el LOBO y su medio. Sin más.

Seguiremos trabajando en ello.

Mercedes Rodríguez